Cangrejo Ermitaño del Pacífico: Información, características y cuidados

Bienvenidos a Animales de Colombia

El cangrejo ermitaño del Pacífico es una criatura fascinante que puede convertirse en una intrigante mascota. Con los cuidados y la atención adecuados, estos resistentes cangrejos pueden prosperar en cautividad y vivir hasta 10 años.

Esta guía le proporcionará información esencial sobre las características, hábitat y cuidados del cangrejo ermitaño del Pacífico para ayudarle a criar con éxito uno en su propia casa.

¡¿Quieres un cangrejo ermitaño en tu casa?!

Historia Natural del Cangrejo Ermitaño del Pacífico

El cangrejo ermitaño del Pacífico (Coenobita compressus) es una especie del género Coenobita de cangrejos ermitaños terrestres. Como su nombre indica, los cangrejos ermitaños terrestres viven principalmente en la tierra y no en el agua.

De las más de 800 especies de cangrejos ermitaños existentes, sólo unas pocas se han adaptado a una vida totalmente terrestre.

El cangrejo ermitaño del Pacífico habita zonas intermareales y litorales a lo largo del Océano Pacífico oriental. Su área de distribución se extiende desde Baja California hasta Canadá, y en la región pacífica de Colombia. 

cangrejo ermitaño del pacifico

Aspectos Característicos

El cangrejo ermitaño del Pacífico tiene un aspecto distinto al de otros cangrejos ermitaños y crustáceos. Su cuerpo tiene un abdomen asimétrico en espiral y un cefalotórax en forma de escudo.

Tienen dos pares de antenas, el más largo de los cuales ayuda a su sentido del tacto y a su capacidad para desplazarse por el terreno. También tienen un par adicional de apéndices llamados urópodos en el extremo de la cola que utilizan para excavar y orientarse.

Los cangrejos ermitaños del Pacífico carecen del duro exoesqueleto que suele proteger a los crustáceos. En su lugar, sus blandos vientres se enroscan en conchas marinas desechadas como armadura portátil y refugio.

Sin una concha vacía, estos cangrejos serían vulnerables a la depredación y la desecación. No dudan en investigar y cambiar de concha para encontrar un hogar ideal.

En sus dos pinzas delanteras, los cangrejos ermitaños del Pacífico tienen almohadillas peludas que les permiten un agarre fuerte al cambiar de concha.

Los dos pares de patas siguientes les ayudan a caminar. Los dos últimos pares, más cercanos a la abertura del caparazón, son más pequeños y tienen pinzas diminutas que les sirven para limpiar su cuerpo protegido.

La coloración de los cangrejos ermitaños del Pacífico varía mucho, desde tonos tostados, anaranjados y marrones apagados hasta tonos violetas y rojos más vivos.

Algunos pueden presentar rayas o bandas en las patas y pinzas. Su color depende de la dieta, de la fase de muda e incluso del tono de concha que habiten.

Sorprendentes Habilidades del Cangrejo Ermitaño

Lo sorprendente de los cangrejos ermitaños son sus inesperadas capacidades físicas, teniendo en cuenta lo blando de su abdomen.

Los cangrejos ermitaños del Pacífico son excelentes trepadores, escalando eficientemente rocas, ramas, pilotes de muelles y decoración de hábitats de mascotas.

Gracias a su agarre de pinza y a sus patas flexibles, pueden trepar con facilidad por el material adecuado.

Los cangrejos ermitaños del Pacífico también son veloces  sobre playas rocosas y arena. Con velocidades de hasta 1,5 km por hora, recorren distancias mayores de lo que cabría esperar de una criatura tan diminuta.

Esta movilidad les da ventaja para encontrar nuevas conchas y fuentes de alimento.

cangrejo ermitaño en concha
cangrejo ermitaño

Hábitat

En su hábitat natural, los cangrejos ermitaños del Pacífico llevan una vida nocturna y solitaria. Durante el día, permanecen escondidos dentro de sus conchas para conservar la humedad. Al anochecer, cuando las temperaturas se enfrían, salen en busca de comida.

Los cangrejos ermitaños del Pacífico son buscadores oportunistas omnívoros. Varían su dieta hurgando en algas lavadas, mordisqueando algas, cazando gusanos de cerdas o alimentándose de moluscos marinos.

Utilizan sus piezas bucales y garras para arrancar y pasar trozos de comida a la boca. Los alimentos duros pueden ser un reto para sus pequeñas garras, por lo que lo ideal es proporcionarles una dieta variada en cautividad.

Obtienen la humedad tanto de las fuentes de alimento como de la humedad ambiental del océano. Por lo tanto, la humedad es el elemento más crítico que hay que tener en cuenta cuando se tienen cangrejos ermitaños del Pacífico como mascotas.

Cangrejo Ermitaño (Coenobita compressus

Cuidados del Cangrejo Ermitaño del Pacífico

Si conocer los cangrejos ermitaños del Pacífico ha despertado tu interés por tenerlos como mascotas, las siguientes directrices te ayudarán a conseguirlo.

Unas técnicas de manipulación adecuadas, un hábitat de tamaño apropiado, un sustrato apropiado y una dieta y suplementos adecuados son esenciales para su salud y felicidad en su hogar.

Consejos de manipulación

Los cangrejos ermitaños del Pacífico son increíblemente frágiles y requieren un cuidado extremadamente delicado al manipularlos. Dado que su blando abdomen se encuentra en el interior de sus conchas prestadas, si sólo se agarra el caparazón se corre el riesgo de comprimir o aplastar a las criaturas de su interior.

Manipula siempre a un cangrejo ermitaño del Pacífico por el dorso para evitar el contacto con su delicada parte inferior y sus patas. Utiliza una palma de la mano poco profunda y ahuecada por debajo para apoyarlo completamente, en lugar de pellizcar los dedos.

Limita la manipulación a menos de 5 minutos cada vez antes de dejar que el cangrejo vuelva a la seguridad de su entorno.

Tamaño y configuración del hábitat

En su hábitat natural, el cangrejo ermitaño del Pacífico recorre hasta un kilómetro y medio al día por extensos terrenos de playa. Para garantizar un ejercicio adecuado y promover comportamientos naturales en cautividad, necesitan más espacio del que puede ocupar una pecera pequeña o un tanque diminuto.

El tamaño mínimo recomendado para una pareja de cangrejos ermitaños del Pacífico pequeños o medianos es un acuario de 40 litros. Para cangrejos más grandes o más, deje unos 520 litros de espacio por animal.

Los terrarios de cristal hechos a medida también funcionan bien para los cangrejos ermitaños, ya que retienen el calor y la humedad mejor que los hábitats de alambre.

Rellena la parte inferior de la pecera con un sustrato adecuado y añade elementos decorativos por los que puedan trepar y esconderse.

Coloca también platos de comida y agua en el sustrato. A continuación, cree una zona de asoleo por encima del tanque en la que puedan emerger completamente.

Un calentador bajo el tanque en uno de sus lados ayuda a crear un gradiente de temperatura en el que pueden termorregularse. Coloque un higrómetro en el interior para controlar los niveles de humedad, manteniéndolos idealmente entre el 70 y el 80%.

Controlar la temperatura con un termómetro independiente garantiza que el hábitat no se sobrecaliente.

Elección del Sustrato

Conseguir un sustrato terrestre adecuado es vital para los cangrejos ermitaños del Pacífico, ya que los materiales inadecuados pueden sepultarlos durante la muda. El sustrato también ayuda a mantener los niveles de humedad necesarios en su hábitat.

Los mejores sustratos contienen fibra de coco o una mezcla de tierra orgánica y arena para excavar. Evita la arena de calcio u otras partículas sueltas como grava o piedras de acuario que podrían tragar.

Proporciona alrededor de 15 cm de profundidad de sustrato para permitir un amplio rango de madriguera. Utiliza agua declorada en una botella pulverizadora para rociar una sección cada vez y evitar empapar e inundar su entorno.

cangrejo ermitaño de colombia
ernitaño protegido por una concha

Dieta y Suplementos

Como carroñeros naturales, los cangrejos ermitaños del Pacífico disfrutan de un menú variado. Algas secas, pellets comerciales de cangrejo y gamba, frutos secos, semillas, trozos de carne magra, verduras frescas, musgo esfagno y sepias para reponer minerales completan una nutrición sólida.

Complemente su alimentación con un polvo de calcio formulado para invertebrados, ya que sus frecuentes mudas agotan las reservas de calcio. Renueva el agua con frecuencia en platos poco profundos de no más de 2,5 cm para evitar que se ahoguen.

Con un cuidado atento en un hábitat bien configurado, los cangrejos ermitaños del Pacífico cautivan como mascotas por su espíritu valiente y adaptable.

Su pequeño tamaño y sus necesidades relativamente sencillas los convierten en una mascota más fácil de cuidar que otras especies de crustáceos más intensivas.

Sólo hay que manipularlos con cuidado, proporcionarles un espacio amplio y adecuar su humedad, alimentación, sustrato y calefacción. 

Reproducción

En su hábitat natural, el cangrejo ermitaño del Pacífico se reproduce poniendo cientos de miles de huevos. Las larvas eclosionan y pasan por varias fases planctónicas a lo largo de 6-8 semanas antes de adoptar un aspecto similar al de un cangrejo.

A continuación, buscan una concha de caracol vacía para cobijar su abdomen desprotegido mientras maduran.

La reproducción y cría en cautividad de los cangrejos ermitaños del Pacífico desde los huevos hasta la edad adulta resulta extremadamente difícil.

Pocas personas, han conseguido criarlos con éxito en un hábitat doméstico. La complejidad necesaria para recrear su fase planctónica hace improbable la continuidad hasta la madurez.

Además, confirmar el sexo de los cangrejos ermitaños para emparejar un macho y una hembra es difícil.

Los expertos pueden examinar ligeras diferencias anatómicas en su parte inferior u observar el comportamiento durante los intentos de cría. En los tanques de las tiendas de mascotas, numerosos cangrejos suelen convivir sin emparejarse.

cangrejo del pacifico ermitaño

Curiosidades del Cangrejo Ermitaño del Pacífico

El cangrejo ermitaño del Pacífico (Coenobita compressus) es una especie de crustáceo decápodo que habita en las aguas tropicales y subtropicales del océano Pacífico.

Algunas curiosidades sobre el cangrejo ermitaño del Pacífico:

  • Su nombre proviene de su necesidad de habitar en una concha. Los cangrejos ermitaños no tienen caparazón propio, por lo que buscan conchas vacías de otros animales, como caracoles, para protegerse. A medida que crecen, necesitan encontrar conchas más grandes.

  • Los cangrejos ermitaños son omnívoros. Comen una variedad de alimentos, como algas, plantas, animales pequeños y carroña.

  • Son animales sociales. Los cangrejos ermitaños a menudo se agrupan en grandes colonias.

  • Son animales inteligentes. Los cangrejos ermitaños pueden aprender a realizar tareas complejas, como abrir frascos y resolver laberintos.

  • Son animales venenosos. Los cangrejos ermitaños del Pacífico tienen un par de pinzas con púas que pueden inyectar veneno. El veneno es doloroso, pero generalmente no es mortal.

Otras curiosidades:

  • Los cangrejos ermitaños pueden vivir hasta 30 años.

  • Los cangrejos ermitaños del Pacífico pueden llegar a medir hasta 10 centímetros de longitud.

  • Los cangrejos ermitaños son hermafroditas, lo que significa que tienen órganos reproductivos tanto masculinos como femeninos.

  • Los cangrejos ermitaños son una parte importante del ecosistema marino, ya que ayudan a controlar las poblaciones de otros animales.

Los cangrejos ermitaños del Pacífico son animales fascinantes que ofrecen mucho para aprender. Si estás pensando en tener un cangrejo ermitaño como mascota, es importante investigar sobre sus necesidades y cuidados para asegurarte de proporcionarle un hogar adecuado.

Preguntas Frecuentes

aunque el cangrejo ermitaño del pacífico no está en peligro de extinción, si está en estado preocupante, debido a la depredación humana, no lo permiamos.

Preguntas y dudas sobre el Cangrejo Ermitaño del Pacífico

El cangrejo ermitaño del Pacífico puede llegar a medir hasta 10 centímetros de longitud, desde la punta de la cabeza hasta la punta de la cola. Sin embargo, la mayoría de los ejemplares miden entre 5 y 8 centímetros.

La principal diferencia entre un cangrejo ermitaño y un cangrejo de mar es que los cangrejos ermitaños no tienen un caparazón propio, por lo que necesitan habitar en una concha vacía de otro animal, como un caracol. Los cangrejos de mar, por otro lado, tienen su propio caparazón duro, que les proporciona protección.

Otras diferencias entre los dos tipos de cangrejos incluyen:

  • Los cangrejos ermitaños son omnívoros, mientras que los cangrejos de mar son generalmente carnívoros.
  • Los cangrejos ermitaños son más pequeños que los cangrejos de mar.
  • Los cangrejos ermitaños son más comunes en las aguas costeras, mientras que los cangrejos de mar se encuentran en una variedad de hábitats, incluyendo aguas costeras, mares abiertos y aguas dulces

Los cangrejos ermitaños del Pacífico pueden vivir hasta 30 años, pero la mayoría viven entre 10 y 20 años.

 Los cangrejos ermitaños del Pacífico son ovíparos. Para reproducirse, necesitan aparearse con otro cangrejo ermitaño. Aunque se han descubierto ejemplares hermafroditas.

Las pinzas del cangrejo ermitaño del Pacífico tienen varias funciones. Se utilizan para alimentarse, para defenderse de los depredadores y para construir refugios.

Los cangrejos ermitaños del Pacífico utilizan conchas vacías de otros animales, como caracoles, para protegerse. A medida que crecen, necesitan encontrar conchas más grandes.

Conclusión

El cangrejo ermitaño del Pacífico es una criatura encantadora y curiosa que adapta las conchas de los moluscos como una armadura portátil que le permite vivir fuera del agua.

Aunque su cuidado requiere investigación y preparación, su tamaño relativamente pequeño y su resistencia hacen que los cangrejos ermitaños sean bastante fáciles de cuidar una vez que su hábitat satisface sus necesidades.

Si se les proporciona un espacio adecuado, humedad, calefacción suplementaria, una dieta variada y un sustrato apropiado, los cangrejos ermitaños del Pacífico exploran fácilmente y entretienen a los observadores con sus valientes payasadas.

El cangrejo ermitaño del Pacífico es un primer compañero crustáceo ideal como mascota que despierta la imaginación con su ingenioso uso de conchas marinas como refugio.

Gabriela Fernández Marín

Gabriela Fernández Marín

Gabriela Fernández Marín es una destacada bióloga ecuatoriana que ha dedicado su vida al estudio de los seres vivos y sus procesos vitales. Nacida y criada en Quito, pero de padres españoles, desde pequeña mostró un gran interés por la naturaleza y los ecosistemas, lo que la llevó a estudiar Biología en la prestigiosa Universidad Central del Ecuador.

Tras completar con honores su licenciatura, Gabriela decidió continuar su formación académica y se trasladó a México, donde cursó un doctorado en Biología en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).