Pargo Lunarejo: Características, hábitat, alimentación y pesca

Bienvenidos a Animales de Colombia

Como un apasionada amante del mar, siempre me ha cautivado la diversa gama de especies de peces que habitan nuestros océanos.

Una especie intrigante es el Pez Pargo Lunarejo, conocido científicamente como Lutjanus gutattus. Con sus colores vibrantes y características interesantes, este pez se ha convertido en un tema popular entre los entusiastas marinos y los pescadores por igual.

¡Vamos a sumergirnos en el mundo de Pargo Lunarejo!

Hábitat y Distribución

El Pez Pargo Lunarejo se encuentra en las cálidas aguas del océano Pacífico Occidental, específicamente a lo largo de las costas del Golfo de México, el Mar Caribe, costa pacífica de Colombia y algunas partes del sureste de los Estados Unidos.

Estos peces se encuentran comúnmente cerca de arrecifes de coral, áreas rocosas e incluso naufragios.

El pargo lunarejo (Lutjanus guttatus) es un pez de agua salada de la familia Lutjanidae. Es una especie popular para la pesca deportiva y la gastronomía.

Hábitat

El pargo lunarejo es un pez demersal, es decir, que vive en el fondo del mar. Se encuentra en arrecifes costeros, hasta profundidades de 30 metros. También puede encontrarse en estuarios y bocas de río.

El pargo lunarejo prefiere aguas cálidas y poco profundas, con temperaturas entre los 20 y los 30 grados centígrados.

Distribución

El pargo lunarejo tiene una distribución amplia en el Pacífico oriental tropical y subtropical. Se encuentra desde la costa suroccidental de Baja California Sur y Golfo de California, México, Colombia, hasta Perú.

También se ha registrado en las islas Galápagos y Malpelo.

pargo lunarejo

Apariencia

Una de las características más llamativas del Pez Pargo Lunarejo es su coloración vibrante, que consiste en un cuerpo rojo o naranja mezclado con rayas verticales distintas formadas por manchas claras.

Estas manchas no solo sirven como una forma única de camuflaje, sino que también contribuyen a la belleza general del pez.

Además, esta especie tiene una cola profundamente bifurcada, dientes afilados y una estructura corporal bien adaptada que ayuda en sus rápidos movimientos a través del agua.

Comportamiento y Hábitos Alimenticios

Siendo miembro de la familia de los pargos, el Pez Pargo Lunarejo muestra comportamiento típico de los pargos. Se sabe que estos peces son territoriales y tienden a formar pequeños grupos o nadar solos. 

Son alimentadores diurnos, que se alimentan principalmente de peces pequeños, crustáceos y moluscos.

Sus patrones alimenticios son especialmente activos durante las primeras horas de la mañana y las últimas de la tarde.

Reproducción

  • Esta emblemática especie de color azul brillante se reproduce mediante un proceso llamado desove, en el que grandes grupos de pargos del Lunarejo migran de los principales cauces fluviales a arroyos más pequeños y menos profundos que se ramifican en los cursos de agua principales.

    El proceso de desove tiene lugar durante la estación húmeda de Colombia, de abril a julio. Desencadenados por la subida de las aguas del río y el aumento de las precipitaciones, miles de pargos lunarejos adultos, de entre 20 y 30 cm de longitud, se reúnen y emprenden el viaje hacia arroyos más tranquilos.

  • Los machos delimitan y defienden territorios de desove a los que llegan las hembras para depositar los huevos. Una sola hembra grande puede poner hasta 250.000 huevos que el macho fertiliza.

    Los huevos fecundados se hunden y se adhieren a la vegetación sumergida y a las rocas del lecho del arroyo. Tras una gestación de unas dos semanas, los huevos eclosionan en diminutos juveniles translúcidos de pargo lunarejo.

  • Estos recién nacidos permanecen entre las plantas del río y se esconden entre las rocas por seguridad, creciendo rápidamente al alimentarse de algas y pequeño plancton.

    En tan sólo 8 o 10 meses, los pargos lunarejos juveniles abandonan sus arroyos protegidos y migran río abajo. Ya coloreados con los icónicos tonos azules vibrantes, se unen a las poblaciones adultas generales en los ríos principales, donde seguirán alimentándose y madurando.

  • Tras uno o dos años de crecimiento, el ciclo continúa cuando alcanzan la edad reproductiva y repiten la migración de vuelta a los afluentes poco profundos para desovar.

  • Este proceso de desove a distancia, lejos de los depredadores, garantiza que la siguiente generación eclosione en la seguridad de arroyos ricos en vegetación, ideales para su crecimiento inicial.

Estado de Conservación

  • Como muchas especies de peces, el Pez Pargo Lunarejo enfrenta varias amenazas para su población.

  • La pesca excesiva, la degradación del hábitat y la contaminación son algunos de los principales factores que contribuyen al descenso de su número.

  • Es crucial que los pescadores y entusiastas practiquen métodos de pesca responsables, como la captura y liberación, para garantizar la preservación y sostenibilidad del Pez Pargo Lunarejo y su hábitat.

  • Ha sido evaluado recientemente para la Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN figura como Preocupación Menor.

pesca del pargo lunarejo

Pesca del Pez Pargo Lunarejo

  • Para los pescadores, capturar el Pez Pargo Lunarejo puede ser un desafío emocionante debido a su cautela y resistencia. Si planeas apuntar a estos peces, es importante tener en cuenta algunos consejos.

  • En primer lugar, el uso de cebo vivo, como peces pequeños o camarones, puede aumentar significativamente tus posibilidades de éxito. Además, asegúrate de tener el equipo de pesca adecuado, que incluye una caña de pescar resistente, línea de pesca fuerte y anzuelos duraderos.

    El Pez Pargo Lunarejo es conocido por su habilidad para escapar rápidamente, por lo que es vital acercarse a la pesca con paciencia y precisión.

  • Cuando sientas una picada, es crucial reaccionar rápidamente pero firmemente, asegurando un anzuelo firme. Una vez enganchado, prepárate para una feroz lucha, ya que el Pez Pargo Lunarejo utiliza su fuerza y agilidad para resistirse a ser capturado.

Curiosidades del Pez Pargo Lunarejo

El pargo lunarejo tiene algunos rasgos realmente fascinantes y únicos que lo hacen destacar entre los demás peces de río. Una de las características más llamativas es, por supuesto, su brillante coloración azul brillante que dio lugar a su nombre común de «Pargo Lunarejo». Los tonos iridiscentes varían en intensidad entre juveniles y adultos, así como entre periodos de apareamiento y de no apareamiento.

  • Durante la época de desove, la coloración azul es aún más intensa, sobre todo en los machos, que utilizan su deslumbrante tonalidad para atraer a las hembras. Se cree que las marcas azules sirven como señal de buena forma y salud cuando compiten por los mejores lugares de desove y las mejores parejas.
  • Otro aspecto intrigante del pargo lunarejo es su dieta especializada y la extraña estructura de sus dientes. A diferencia de la mayoría de los peces de río, que se alimentan de insectos u otros peces pequeños, el pargo lunarejo adulto se ha adaptado para alimentarse exclusivamente de una especie de cangrejo de río de agua dulce llamada cangrejo gorgojo. Para triturar los duros caparazones de estos cangrejos, el pargo del Lunarejo ha desarrollado unos dientes aplanados en forma de molares en la parte posterior de la boca, en lugar de los típicos dientes puntiagudos de los peces depredadores comunes.
  • Estos molares aplanados siguen creciendo a lo largo de la vida del pez para contrarrestar el desgaste producido por el crujido de los caparazones. De hecho, los dientes son tan densos y compactos que los grupos indígenas de Sudamérica los han utilizado como abalorios y herramientas ornamentales.
  • Además, el pargo lunarejo tiene una longevidad inusualmente larga para un pez pequeño de agua dulce, y algunos ejemplares han llegado a vivir más de 22 años en libertad. Siguen creciendo más allá de 50 centímetros de tamaño medio, como lo demuestran algunos ejemplares que alcanzan casi 16 pulgadas de largo. Esta asombrosa longevidad y crecimiento continuo son excepcionales para la supervivencia de la especie en los rápidos hábitats fluviales.

 

Así pues, con sus exhibiciones de desove, su alimentación especializada, sus dientes aplanados y su impresionante esperanza de vida, el vibrante pargo lunarejo exhibe muchas rarezas y adaptaciones evolutivas maravillosas.

Preguntas Frecuentes

el pargo lunarejo, esta en catalogado como preocupación menor pero debemos evitar los excesos de la pesca indiscriminada

Preguntas y dudas sobre el Pez Pargo Lunarejo

El pargo lunarejo es una especie muy popular para la pesca deportiva. Es un pez fuerte y luchador, que proporciona una buena experiencia a los pescadores. También es una especie abundante, lo que facilita su captura.

El pargo lunarejo está clasificado como especie de preocupación menor por la UICN. Sin embargo, se encuentra sobreexplotado en algunas zonas, como el Golfo de California.

La talla máxima registrada del pargo lunarejo es de 1,2 metros de longitud y 30 kilogramos de peso. Sin embargo, la talla habitual es de 30 a 60 centímetros de longitud.

La temporada de pesca del pargo lunarejo varía según la zona. En general, la temporada alta se extiende de abril a septiembre.

Las técnicas de pesca más eficaces para el pargo lunarejo son la pesca con caña y carrete, la pesca con arpón y la pesca con redes.

Las mejores zonas para pescar pargo lunarejo en Colombia son las costas del Pacífico, especialmente en las zonas de arrecifes coralinos. También se puede encontrar en las costas del Caribe, pero en menor cantidad.

Conclusión

El Pez Pargo Lunarejo, con sus colores vibrantes, marcas distintivas y comportamiento emocionante, es verdaderamente una especie de pez cautivadora. Desde sus hábitats preferidos en el océano Pacífico Occidental hasta sus hábitos alimenticios únicos, hay mucho que apreciar y admirar sobre este fascinante pargo.

Como animalistas, es nuestra responsabilidad respetar y proteger esta especie, permitiendo que las futuras generaciones experimenten la emoción de encontrar un Pez Pargo Lunarejo en su hábitat natural.

Gabriela Fernández Marín

Gabriela Fernández Marín

Gabriela Fernández Marín es una destacada bióloga ecuatoriana que ha dedicado su vida al estudio de los seres vivos y sus procesos vitales. Nacida y criada en Quito, pero de padres españoles, desde pequeña mostró un gran interés por la naturaleza y los ecosistemas, lo que la llevó a estudiar Biología en la prestigiosa Universidad Central del Ecuador.

Tras completar con honores su licenciatura, Gabriela decidió continuar su formación académica y se trasladó a México, donde cursó un doctorado en Biología en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).