Culebra Viborera Común: Aprende a Indentificarla

La culebra viborera común Clelia clelia o culebra cazadora, es una especie fascinante que habita en una amplia zona geográfica, desde el sur de México hasta el norte de Argentina.

Esta serpiente, también conocida como serpiente de sangre o viborera mexicana, puede alcanzar los 2,5 metros de longitud y tiene características distintivas como 12-15 dientes maxilares desiguales.

Taxonómicamente, la especie tiene distintos sinónimos, como Clelia cloelia y Pseudoboa cloelia. A pesar de su nombre, la serpiente de Clelia clelia no se limita a los hábitats acuáticos y puede encontrarse en diversos entornos.

En este artículo, exploraremos la taxonomía, el área de distribución geográfica, la descripción, el comportamiento y el estado de conservación de esta especie, así como su importancia para la sociedad geográfica.

Taxonomía y sinónimos

Tanto los investigadores como los herpetólogos sienten curiosidad por la taxonomía de la Clelia clelia común de agua.

Esta especie forma parte de la familia Dipsadidae, que engloba a las serpientes no venenosas distribuidas por toda América.

A lo largo de los años, se han dado diferentes sinónimos a esta criatura, como Clelia cloelia, Coluber clelia y Pseudoboa cloelia, para mostrar las alteraciones en la clasificación y la nomenclatura.

La base de datos inaturalista roja es una herramienta inestimable para identificar y rastrear la distribución de Clelia clelia y otros reptiles en la naturaleza.

Pueden darse denominaciones alternativas a una especie por diversos motivos, como la morfología, el comportamiento o la zona geográfica.

Por ejemplo, varios sinónimos de la Clelia clelia muestran la diversidad de hábitats en los que puede encontrarse esta criatura, como bosques de montaña, selvas tropicales de tierras bajas y sabanas.

Con el uso de sistemas taxonómicos estandarizados, como el Sistema Integrado de Información Taxonómica (SIIT), se simplifica la comparación y comunicación de datos entre distintas disciplinas.

El área de distribución geográfica de Clelia clelia es amplia y abarca la mayor parte de América Central y del Sur, como Guatemala, Belice, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, Colombia, Venezuela, Ecuador, Perú, Brasil, Paraguay y Argentina.

La presencia de Clelia clelia en estas zonas está determinada por múltiples factores, como la altitud, la temperatura, la humedad y el tipo de vegetación. Con la utilización de técnicas moleculares, como el código de barras de ADN y la filogenética, se han revelado nuevos conocimientos sobre las relaciones entre las distintas poblaciones y subespecies de Clelia clelia.

culebra viborera

Área de distribución geográfica

La zopilota de sangre tiene un área de distribución muy amplia, desde el sur de México hasta el norte de Argentina. Esta especie es muy adaptable, capaz de prosperar en diversos entornos, como bosques, praderas e incluso zonas agrícolas.

El área de distribución de la zopilota sanguinaria se extiende incluso hasta la cuenca del Amazonas, una región con una enorme biodiversidad que ha sido objeto de investigación por parte de instituciones como la Academia de Ciencias Naturales de la Universidad de Drexel.

Se sabe que esta especie alcanza una longitud máxima de 2,5 metros, lo que la convierte en un importante depredador en su ecosistema. Por desgracia, actividades humanas como la deforestación y la destrucción del hábitat están poniendo en peligro a la zopilota sanguinaria.

Para garantizar su supervivencia, es esencial conocer su área de distribución geográfica y las amenazas a las que se enfrenta, a fin de desarrollar medidas de conservación eficaces.

Características físicas

Miembro destacado de la familia Dipsadidae, la zopilota de sangre, o viborera mexicana, es una sorprendente especie de reptil que se extiende desde el sur de México hasta el norte de Argentina.

Con una longitud de hasta 2,5 metros, la Clelia clelia posee un cuerpo delgado y de escamas suaves, que puede presentar una gama de pigmentación que va del marrón al verde oliva, con rayas oscuras a lo largo de los costados.

La Serpiente de Sangre es especialmente notable por sus 12-15 dientes maxilares desiguales, que le ayudan a capturar y consumir su dieta de pequeños roedores, lagartos y otras serpientes.

A pesar de las diversas alteraciones de su nombre, como Clelia cloelia, Clelia daudinii, Coluber clelia, Oxyrhopus cloelia y Pseudoboa cloelia, la Clelia clelia sigue siendo parte integrante de la ecología de la región, ya que la depredadora ayuda a mantener el equilibrio de las poblaciones de sus presas.

A la Serpiente de Sangre también se la conoce como zopilota de altura, debido a su costumbre de trepar a los árboles y posarse en las ramas para buscar comida.

La actividad de la Clelia clelia, una criatura diurna, depende de la temperatura y la humedad, y durante los meses más fríos, la serpiente puede volverse inactiva y refugiarse en madrigueras subterráneas.

Dada su fascinante estructura corporal, dentición y comportamientos, la Clelia clelia ha aparecido en National Geographic, así como en otros artículos sobre la diversidad de las serpientes de América Central y del Sur.

Como tal, es primordial que comprendamos la descripción y el comportamiento de esta especie por el bien de su conservación y la protección de su hábitat.

serpiente cleia cleia
culebra vivorera comiendo

Comportamiento

Esta especie de criaturas serpentiformes es bastante fascinante en su comportamiento.

Durante el día están activas y muestran una agilidad notable, trepando y nadando con considerable habilidad. Ante una amenaza, aplastan el cuerpo y emiten un fuerte silbido para intimidar a su depredador. Además, pueden morder si se les provoca.

Para comprender sus movimientos e interacciones con otros animales, los investigadores de la Academia de Ciencias de California llevan años estudiando el comportamiento de esta especie.

La dieta de la Clelia clelia también es bastante intrigante. Estos carnívoros se alimentan de diversos animales pequeños, como roedores, lagartos y aves.

Utilizan su olfato para localizar a la presa y luego atacan rápidamente con dientes afilados como cuchillas. Mediante el estudio del aparato digestivo de esta especie, la Academia de Ciencias de California pudo conocer mejor sus hábitos alimentarios y la forma en que procesan la comida.

En definitiva, el comportamiento de esta especie es bastante cautivador y digno de una mayor exploración.

Estado de conservación

La conservación de la Clelia clelia ha sido motivo de gran preocupación durante muchos años debido a múltiples factores que han provocado una disminución de su número.

Una de las principales amenazas es la destrucción de su hábitat natural, debido a la deforestación, los cambios en el uso del suelo y la urbanización.

Como consecuencia, esta especie figura ahora como especie menos preocupante en la Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN. Sin embargo, esto no significa que la especie esté a salvo del peligro, y deben tomarse más medidas de conservación para garantizar su supervivencia futura.

El comercio ilegal de mascotas es otro factor preocupante que afecta al estado de conservación de este reptil. Los ejemplares capturados se venden a menudo como mascotas exóticas, lo que puede afectar profundamente a su población.

Se trata de un problema común a muchas especies de serpientes, por lo que se están realizando esfuerzos para atajarlo. En algunas zonas, como Conjunta California, se han promulgado leyes que prohíben la captura y el comercio de esta especie.

También es importante reconocer que la falta de conocimientos sobre la dinámica de la población y la ecología de la Clelia clelia está obstaculizando los esfuerzos de conservación.

Para proteger a esta especie, es necesario seguir investigando para comprender los factores que influyen en su distribución y abundancia, así como sus comportamientos y requisitos de hábitat.

Con un mejor conocimiento de la biología de esta especie, los conservacionistas pueden crear estrategias más eficaces para garantizar su supervivencia en las generaciones venideras.

 

Curiosidades de la Culebra Viborera Común

– La culebra viborera común (Clelia clelia) es una especie de serpiente de la familia Dipsadidae que se distribuye desde el sur de México hasta el norte de Argentina .
– Es una serpiente de tamaño grande, que puede alcanzar una longitud de hasta 2,5 metros .
– Los adultos son completamente de color negro, pero los juveniles son rojos con la cabeza negra y con una banda nucal blanca, apariencia de la que proviene su nombre común “víbora de sangre”.
– Tiene una dieta basada principalmente en otras serpientes, incluyendo especies venenosas, pero también en lagartijas y mamíferos.
– Es una especie constrictora, pero tiene una dentición opistoglifa (dientes inyectores de veneno en la parte de atrás de la mandíbula) con lo que también usa el veneno para matar a sus presas.
– Es una especie que no está amenazada globalmente, pero que en la Guayana Francesa está clasificada como en peligro (EN) .

Preguntas Frecuentes

la Culebra Viborera Común, aunque no está en peligro de extinción si debe protegerse de la deforestación y la caza ilegal

Preguntas más buscadas sobre la Culebra Viborera Común

Es una especie de serpiente grande que pertenece al género Clelia.
– Su nombre científico es Clelia clelia y se distribuye por América del Sur y Central.
– Se alimenta principalmente de otras serpientes, incluyendo venenosas, por lo que se le llama también víbora de sangre.

Tiene un cuerpo robusto y alargado, de color negro o marrón oscuro con manchas rojas o anaranjadas en los costados.
– Su cabeza es grande y triangular, con ojos pequeños y redondos.
– Tiene de 12 a 15 dientes maxilares desiguales, los últimos dos acanalados y separados del resto por un espacio.

No es una serpiente venenosa, pero puede morder con fuerza si se siente amenazada o manipulada.
– Su mordedura puede causar dolor, inflamación y sangrado, pero no es mortal para los humanos.
– Se recomienda evitar el contacto con esta especie y buscar atención médica en caso de mordedura.

Habita en una variedad de ecosistemas, desde bosques húmedos hasta sabanas y zonas agrícolas.
– Prefiere zonas con vegetación densa y cerca de fuentes de agua, donde puede encontrar presas y refugio.
– Se adapta bien a la presencia humana y puede encontrarse en áreas urbanas o rurales.

Es una especie ovípara, es decir, que pone huevos.
– La época de reproducción varía según la región, pero suele coincidir con la estación lluviosa.
– La hembra pone entre 10 y 20 huevos en un lugar protegido, como un tronco hueco o una madriguera abandonada.
– Los huevos eclosionan después de unos dos meses y las crías miden unos 40 centímetros al nacer.

Es una especie que no está en peligro de extinción, según la Lista Roja de la UICN, pero que sufre algunas amenazas locales.
– La principal amenaza es la pérdida y degradación de su hábitat por la deforestación, la agricultura y el desarrollo urbano.
– Otra amenaza es la caza y el comercio ilegal, ya que algunas personas la matan por miedo o por su valor medicinal o ornamental.

Conclusión

En conclusión, la serpiente de agua común Clelia clelia es una especie fascinante con una amplia área de distribución geográfica y varios sinónimos diferentes. Sus características únicas, como sus dientes maxilares desiguales, la convierten en un miembro distinto de la familia Dipsadidae.

Aunque la información sobre su comportamiento y estado de conservación es limitada, es importante seguir estudiando esta especie y otras similares para comprender mejor y proteger la biodiversidad de nuestro mundo.

Mediante la investigación continuada y los esfuerzos de conservación, podemos garantizar que especies como la Clelia clelia prosperen en beneficio tanto de las ciencias nacionales como del mundo natural en su conjunto.

También una de las culebras más enigmáticas sea la Culebra Tatacoa

Fuentes consultadas:

  1.  Castañeda, M.R., Velasco, J. & Gutiérrez-Cárdenas, P. (2020). “Anolis antonii “. The IUCN Red List of Threatened Species 2020. https://www.iucnredlist.org/species/44577251/44577258

  2. Anolis antonii “. The Reptile Database. http://reptile-database.reptarium.cz/species?genus=Anolis&species=antonii

  3. Wikipedia. https://en.wikipedia.org/wiki/Anolis_antonii

Gabriela Fernández Marín

Gabriela Fernández Marín

Gabriela Fernández Marín es una destacada bióloga ecuatoriana que ha dedicado su vida al estudio de los seres vivos y sus procesos vitales. Nacida y criada en Quito, pero de padres españoles, desde pequeña mostró un gran interés por la naturaleza y los ecosistemas, lo que la llevó a estudiar Biología en la prestigiosa Universidad Central del Ecuador.

Tras completar con honores su licenciatura, Gabriela decidió continuar su formación académica y se trasladó a México, donde cursó un doctorado en Biología en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).